Consigue que tu hijo te cuente cómo le ha ido en el cole

La lucha diaria de muchos pasdres al  recoger a nuestros pequeños del cole es que te cuenten qué tal les ha ido. Os pasa, ¿verdad?

Hoy voy a compartir con vosotros un método que me está funcionando.

20170921_071554-01

A mí me pasaba que cuando llegábamos al coche, le preguntaba y me decía

“Mamá, no tengo ganas de hablar, por favor, sube la música”.

¿En serio? Sólo tienes 4 años y ya me habla como una adolescente.

Lógicamente quitaba la música y claro, me contaba las cosas a regañadientes. Ésa tampoco era la manera que yo buscaba para tener una conversación con ella. Ésto tenía que cambiar.

Gracias a Dios, tropecé con un artículo de cómo hacer que tu hijo te contara las cosas usando el método de la rosa y la espina. La rosa son las cosas buenas y la espina, las cosas menos buenas.

Yo la he customizado a su gusto para hacer el método más atractivo.

Al volver del cole damos premios, uno al mejor momento del día y otro al menos bueno. Como estamos locos con la peli de Trolls, nuestros premios son:

  • Lady Purpurina: es nuestro premio al momento bueno del día, a lo que más le ha gustado.
  • Bergen: es el premio al momento que menos nos ha gustado.

 

Primero empiezo yo, le cuento cómo me ha ido el día y cuál ha sido mi premio Lady Purpurina y mi premio Bergen y luego, me cuenta ella.

No soy psicóloga, ni educadora, pero creo que es fundamental que tú empieces para orientarle sobre cómo hacerlo y sobre todo porque así, tu hijo ve cómo te involucras en la conversación, cómo le haces partícipe de tu día a día. Yo incluso a veces, le pregunto qué le parece mi actuación o le pido consejo. Creo que es fundamental por pura empatía, a mí también me gustaría que ella lo hiciera conmigo si cambiáramos los papeles.

Así ambas establecemos una conversación, nos contamos, hablamos y sobre todo yo me entero de lo que le gusta o no le gusta de su día a día. De esta manera puedo ir sacando información, poco a poco, porque ojo! La mía es muy habladora y me cuenta muchas cosas, pero cuando quiere y tiene ganas, de esta manera establecemos la rutina de contarnos y poco a poco las conversaciones son más largas y me cuenta más cosas. Es necesario que ellos se sientan cómodos y no sea algo forzado, llegará un momento en que me cuente muuuuchas más cosas.

Por cierto! Muuuucha paciencia, día tras día os irán contando más cositas, ya veréis!

Podéis customizar al gusto de vuestro peque este método, en vez de Trolls podeís elegir a algún Super Héroe y a su Villano o a alguna princesa y a su bruja. Es cuestión de gustos.

¿Qué os parece este método? ¿Usáis otro?

Si probáis y os funciona, ¡contadme!

Espero que os ayude como me ha ayudado a mí.

¡Besos!

 

Comments

  1. Attempra says:

    Siii, el nuestro es parecido, nosotras damos un punto verde a….y décimo lo mejor del día, y luego damos un punto rojo a….y decimos lo peor del día. Pero vamos que es muy parecido. Es que si le prestas en general como le hago ido el día es difícil que te conteste, y te digo porque el día es muy largo y contarlo todo igual es demasiado para ellos y no les apetezca, en cambio si le ofrecemos decir una sola cosa seguro que le apetecería más.

  2. Me meo!!! jajaja

    Qué bien método!! Aquí lo tendría que cambiar por algo de Cars que es lo que le gusta a #pochotito!!!

    Yo me siento o más bien cómo te sentías antes, parece que le tengo que sacar las cosas a cucharazos, en fin!!

    Cuando lo ponga en práctica, te cuento!!

    Un besazo!!

Cuéntame qué te ha parecido, me encanta leeros. ¡Gracias!