Pasaporte lúdico Lisboa

En este viaje que hemos hecho a Lisboa, no podía faltar nuestro pasaporte lúdico como el que hicimos cuando fuimos a París.

Tomé como modelo el que ya había hecho y sólo tuve que buscar las fotos de monumentos a visitar y adaptarlo a Lisboa.

Fue todo un acierto, en este viaje les gustó más si cabe.

Lo usábamos cuando nos sentábamos a comer, con lo cuál ellos se divertían mientras esperaban la comida y nosotros teníamos cierta tranquilidad para poder charlar. Seguro que entenderéis de lo que hablo, ese momento niños y restaurante a veces es estresante, verdad? Jajaja

Cada día cuando íbamos paseando por la ciudad los niños se iluminaban al reconocer los monumentos que se encontraban en el pasaporte, querían describir más y más monumentos. La visita se convertía en un juego, adaptamos una visita a una ciudad, que a un niño se antoja aburrida, en jornadas de diversión.

Os cuento por si no habéis visto el post anterior del pasaporte de París, éste es un pasaporte para gamificar la visita a una ciudad.

Los peques tienen que leer sobre la ciudad, país, colorear y poner pegatinas a los monumentos vistos, los transportes utilizados o la comida típica que han probado.

La visita se convierte en una aventura en la que han de conseguir esos objetivos y poner las ansiadas pegatinas.

Al final del viaje podéis hacer una valoración juntos con tu peque, hablar de cómo han vivido ese viaje y si han conseguido todos los objetivos. Momentos juntos para compartir, además de llevaros un feedback mutuo de lo vivido.

Como compartir es de guapas y a mí me encanta compartir, véase este blog, te lo regalo.

Si tienes programada una visita a Lisboa no dudes en descargarte gratis nuestro pasaporte aquí.

¡Ojo! Está en PDF y tienes que imprimirlo en modo folleto.

¿No os parece una idea genial?

Si lo pones en práctica no dejes de contarme cómo se lo han pasado tus peques con nuestro Pasaporte lúdico de Lisboa.

Te dejo también aquí linkado el de París y Disneyland.

Cuéntame qué te ha parecido, me encanta leeros. ¡Gracias!